Kim Dotcom continúa luchando para no ser extraditado hacia los EEUU, sin embargo, parece ser que el fundador de Megaupload ha sufrido una dura derrota, y es que un juez neozelandés le revocó la sentencia por la cual era capaz de acceder a las pruebas que tiene el FBI en su contra.

Todo esto debido a que para la corte, el hecho de acceder a las pruebas que tiene el FBI supone el acceso a millones de correos electrónicos, aunque para Dotcom, la falta de acceso a las pruebas de los demandantes le impiden preparar su defensa de forma adecuada.

Así es que Kim Dotcom mostró su descontento por medio de Twitter, aunque aclaró que va a estar llevando este asunto hacia el Tribunal Supremo de Nueva Zelanda. Y es que ser extraditado sería una derrota muy dura para el fundador de Megaupload, ya que se lo acusa de piratería y blanqueo de dinero.

Basta con mencionar que para el gobierno de los EEUU, Megaupload ocasionó daños cercanos a unos 500.000 millones de dólares por derechos de autor, aunque claro, tampoco tienen en consideración el daño que han causado a millones de usuarios en todo el mundo al clausurar Megaupload, sin siquiera devolver o indemnizar a los afectados.

Fuente: Tecnologia7
 





Leave a Reply.