The Smell (a battery-operated Trad band), la banda tradicional que va a pilas. Un grupo de Cork especializado en versiones de los temas más manidos de la música irlandesa en versión 16 bits.
Fuente: FolkenlaRed
 
 
 
 
El 3Doodler es un bolígrafo extraño: no usa la tinta asesina que atraviesa hojas, pantalones y suelos por igual sino un tipo específico de plástico llamado ABS y PLA. Dicho plástico sale caliente del bolígrafo y al enfriarse se solidifica, lo que nos permite esculpir en el aire esos garabatos que jamás deberían salir a la luz pública.
El primer impedimento que se puede encontrar uno a la hora de usar el 3Doodler es la ausencia de una caperuza que roer; además, el bolígrafo debe estar siempre enchufado para calentar el plástico, así que los actos reflejos como morderlo o guardarlo en la oreja pueden resultar un poco peligrosos. Escribirse recordatorios en la mano tampoco parece muy recomendable porque luego se solidifican, hay que guardarlos, cuidarlos y se nos queda toda la casa inundada de palabras sueltas, lo que conlleva una sesión de limpieza que a su vez conlleva un mínimo de organización que a su vez conlleva, bueno, ser otra persona.

Podéis apoyar el proyecto en Kickstarter; como nota informativa diré que de los 30.000 dólares necesarios para su realización, en estos momentos llevan ni más ni menos que 606.639.

Fuente: nopuedocreer

 
 
El padre Humberto oficia misa en la Iglesia del Ojo de Agua en Saltillo (México). Su afán por acercar a jóvenes a la fe cristiana le ha llevado a aplicar nuevas prácticas. En la foto, le vemos con una sotana con un Superman en la espalda y el logo de Batman en el cuello. 
Detalle de la parte delantera de su hábito. Superman y Batman, sus superhéroes preferidos. “Nos hablan de actitudes de lucha y esfuerzo, de lograr vencer temores, encontrar la paz y el perdón”, declaró el padre Humerto al periódico mexicano El Zócalo
Pero no es el único personaje de cómic que está presente en sus eucaristías. Aquí le vemos con un hábito de Spiderman.  
Este sacerdote comenzó esta curiosa forma de vestirse hace meses y, de momento, no ha recibido críticas por parte del Obispo de Saltillo, Raúl Vera López. Sin embargo, sí de algunos fieles que no entienden su atrevimiento 
Hubo un grupo que me apoyaba y dejó de hacerlo por vestir con superhéroes, dijeron ‘padre, no estamos de acuerdo, no nos gusta que deje ver una caricatura en algo tan sagrado’ y se fueron”, desveló.  
No obstante, él está contento, ya que su mensaje evangelizador está llegando a más niños y también a algunos mayores a la misa del domingo gracias a esta práctica.  
Además de sus ya famosas túnicas, su técnica para bendecir a los fieles también es única: una pistola de agua que dispara agua bendita 
Esta idea le sobrevino cuando el miedo invadió Saltillo tras unos tiroteos de los narcos. Decidió utilizar la pistola de agua que le había regalado un niño para "disparar, pero con bendiciones 
Las pistolas las lleva colgadas de un rosario de madera, y huelga decir que es uno de los momentos de la eucaristía más esperados por los fieles 
En la imagen, uno de sus monaguillos portando la pistola de agua bendita.  
Cuando termina de oficiar la misa, los fieles se le acercan en masa para hacerse fotos con él y poder cruzar unas palabras.  
Humberto fue ordenado sacerdote en mayo de 1999 y 13 años después forma parte del movimiento ciudadano #YoSoy132. “El que yo me sume significa alzar la voz junto con este movimiento que dice no estoy a favor de esto, de la corrupción de la política en el país”,  
“Jesús fue diferente y buscó la justicia siempre, debemos seguir su ejemplo”, defiende el padre 
Gracias a sus sotanas, su pistola y su sonrisa, sus misas se han hecho conocidas internacionalmente. 

Fuente: Yahoo